French Toast

French Toast

Hoy hicimos tostadas a la francesa. 

Me desperté con ganas de seguir en la racha de panqueques. Como se acabaron las chispas de chocolate ayer, se me ocurrió revivir un poco la navidad pasada y hacer "gingerbread pancakes". Después el consentido de la casa apareció en mi cuarto a robarse el cargador de mi teléfono y con las mismas cejas de siempre lanzó la pregunta -¿Tu sabes hacer tostadas a la francesa?.

-Pues hoy vamos a hacer panqueques otra vez.

- mmmm (camina hacia el pasillo).

-Maaami... tu sabes hacer tostadas a la francesa.

(En secreto estaba segura que la respuesta iba a ser no, entonces me reí internamente esperando que regresara a chantajearme)

El asunto es que busqué una receta y nos lanzamos a probar. Solo habían cuatro rodajas de pan blanco (dos normales y las dos "suegras"), entonces nos tenía que salir bien. 

La receta que leí nos lanzaba a mezclar lo siguiente:

  • 1 taza de leche
  • 2 huevos
  • 1 1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Luego se remoja el pan. Lo que hicimos fue colocar el pan en un plato y con una brocha de silicona humedecerlo lo suficiente. Se calienta el sartén con linda mantequilla sin sal y se ponen las tostadas (aproximadamente un minuto y medio por cada lado). 

Las partimos y les pusimos azúcar glas. Se veían lindas. 

Marito se emocionó muchísimo con las "suegras" del pan. Para los que no saben qué son las suegras del pan, estas se refieren a las dos rodajas del principio y e final, que tienen la costra del pan de un lado. Les dicen "suegras" porque nadie las quiere (o al menos así dice mi papá que surge el significado, pero no hay que creerle mucho). Marito remojó las suegras más de lo normal y asegura que quedan más ricas.

Quiero comprar un buen pan de rodaja para probar de nuevo la receta (de esos que uno solo rebana) y agregarle un par de especies. Siempre me gusta probar las recetas tal cual las encuentro, para luego poderle hacer algunos cambios y ponerle un poco de mi personalidad, así que veremos cómo quedan la próxima. 

Después lavamos todos los utensilios de cocina mientras bailábamos y andábamos de corta venas con la nueva música de John Mayer y Train.

Por cierto, probamos hacer tostadas a la francesa también con pan integral y quedaron fatal. Así que será una excepción para mi amor atemporal del pan integral. 

 

El Pasaje Rubio, sus joyerías y Caravasar

El Pasaje Rubio, sus joyerías y Caravasar

Mis panqueques

Mis panqueques